viernes, 28 de diciembre de 2007

"Aperitivo", de Jorge Teillier





En el Bar del Hotel de France
Pierdo el tiempo para ganar la esperanza
El corazón parpadea como una hoja
Junto al parpadear de cien hojas verdes
De las muchachas que te olvidaron
Tú podrías recobrar a una
Que era una manzana silvestre
Apenas tocada por la primera helada
Pero el aperitivo es tierno
Como un jilguero sobre un alambre de púa
Como el olor de la tierra tras el riego
Como la cansada luz de una bicicleta
En el camino donde el cartero se ha perdido
Ebrio como yo a mediodía.




 











2 comentarios:

Latitud Sur dijo...

Se cuenta que este mítico hotel está siendo restaurado. Esperemos que la mano diste mucho de la de los maravillosos urbanistas de Temuco...

También se dice que el Hotel de France y el Hotel Continental fueron dos distintos, aunque pertenecientes a la misma familia, los Duronea y posteriormente a los Alzuguet...pero ahí ya habría que entrar a picar.

Un saludo y
que tengamos Teillier para rato.

Vivi

V i l l a v i c e n c i o dijo...

Gracias por tus datos y ánimo, Vivi.

;)