sábado, 1 de marzo de 2008

"Señales de vida. Segunda parte", de Jorge Teillier y Juan Cristóbal

Fragmentos
Los ríos dan sabiduría

MAO TSE TUNG

1

Nos era difícil conocer las palabras de los hombres de las islas lejanas, especialmente en esos días de fiesta cuando las cervezas venían en los toneles del amo.


6

Nuestros días se parecían, a veces, a esos establos deshechos, donde los grillos cantan la última canción del colegio o cuando los trenes llegan vacíos como los avellanos negros del sueño.


9

Ya nadie quedó en los parques, todas las huellas se habían secado, incluso los mendigos no recordaban sus sueños de antaño, ni las estrellas sus nubes de aire. Pero alguien había escrito en las campanas rojizas: “Vendrá algún día el sol y removerá otra vez los escombros”.


11

Amor, ¿ves las telarañas? Crecen en tus ojos y dan vueltas como el sol en las sombras invisibles de tu casa.


12

No quisiste robar los frutos de los parques, ni ser indiferente con los secretos de los días, pero para no ignorar la luz clandestina de los cielos, no quisiste robar los frutos de los parques con la esperanza increíble de su muerte.