miércoles, 14 de mayo de 2008

"Frutos del verano", de Jorge Teillier

Fragmento



IV

Tal vez es triste haberse amado
Haberse amado haberle puesto nombre a un árbol
Una mano se vuelve pájaro sin jaula
Sol que los primeros hombres temen no volver a ver
Y aún no se ha descubierto el fuego.