sábado, 19 de abril de 2008

"Tantos milagros", de Jorge Teillier





Tantos milagros para nada
Cuando al oír un solo nombre
Cae nieve legendaria
Haciendo inclinarse las ramas

Tantos rostros justos y bellos
Como las naranjas en el mediodía de la mesa
Tanta lluvia que siempre llega a tiempo
Tantas calles
Donde las mismas niñas saltan a la cuerda

Tantos milagros para nada
Para apagarse como mi memoria
Un guijarro abandonado por el sol
Que se remonta tras un horizonte
Que ni las aves de la más alta esperanza
Pueden jamás soñar alcanzar







* Poema perteneciente a la primera parte de MUERTES Y MARAVILLAS (de un total de ocho), publicado en 1971, sección que fue llamada "I. A los habitantes del País de Nunca Jamás".