sábado, 19 de enero de 2008

"Telegrama", de Jorge Teillier





Simplemente
no me acostumbro a ver llegar la tarde,
el vuelo de los tordos, el ruido del canal,
las lágrimas malévolas de los floripondios,
y el dormitar envidiable de los gatos
sin compartirlo con tus ojos azules.

Jorge

(P.D.: El telegrama lo envío por mano
porque tiene más de once palabras
y no sé escribirte menos que ellas
y por ahora no tengo dinero para escribirte más).




de EN EL MUDO CORAZÓN DEL BOSQUE, 1997.